GESTION17MAYO2018

Cuando tenemos un cierto bagaje operando nos hemos percatado de que esto del trading no es "moco de pavo", entonces empezamos a centrarnos en las herramientas técnicas, algo más en la gestión monetaria....y le damos la importancia que merece a la gestión emocional. No se pierda este interesante informe:

Sin embargo va pasando el tiempo y aunque tenemos bien trabajados los tres pilares del trading mencionados previamente, los resultados no terminan de acompañar, es decir, ya no vivimos en una montaña rusa de resultados y emociones pero, o bien lo que hacemos es perder de forma ordenada y nuestro gráfico de rentabilidad es exactamente igual al que sería el gráfico de un trader consistente pero justo al revés, o nos atascamos en un lateral en nuestra rentabilidad que se siente y se padece como interminable y frustrante, en otras palabras operamos ortodoxa y disciplinadamente (con el trabajo que eso conlleva) para que en el mejor de los casos, ni ganemos ni perdamos.

Llegados a este punto y ya algo desesperados nos preguntamos: ¿Y ahora qué, que más me falta ahora? La respuesta es: una correcta gestión del riesgo, nada más.

Se habla mucho de la gestión del riesgo pero no se tiende a aclarar del todo detalles como, ¿qué es exactamente?, ¿cómo se gestiona correctamente? y ¿qué opciones tengo en los distintos escenarios?, a continuación hablaremos de ello.

¿Qué es exactamente la gestión del riesgo?

La gestión del riesgo es controlar que la operación que hemos abierto, evolucione conforme a lo que habíamos planeado previamente en nuestra estrategia, y además lo haga sin exceder el riesgo máximo de pérdidas por operación permitido en nuestro sistema de trading. Además si la situación lo requiere, deberemos intervenir en la operación que estamos gestionando.

¿Cómo se gestiona?

Así es como lo gestiono yo en mi operativa habitual y también es una parte importante de mi sistema multicapa de alto rendimiento de trading S.M.A.R.T. ya que mis inversores, son muy exigentes en lo que al control del riesgo se refiere (algo de lo que suelo hablar habitualmente en mi web):

Una vez abierta nuestra operación y siguiendo la estrategia de la misma, esta deberá llevar su correspondiente stop loss y take profit conforme al ratio definido previamente en nuestro sistema de trading (ej.: 1:1, 2:1, 0,5:1...o el que sea).

Si la operación va según lo previsto:

1.- No deberemos tocar nada, simplemente esperaremos que el precio toque el ansiado take profit sin más y listo.

2.- Si la operación va aún mejor de lo previsto y tenemos sospechas de que el precio puede llegar más lejos de la zona donde hemos colocado nuestro take profit, podemos mover el take profif cerca del nuevo punto donde creemos que el precio va a llegar, subiremos el stop loss a break even y si lo deseamos y para asegurarnos parte de los beneficios, podremos cerrar parcialmente la operación, ya sea un tercio, la mitad o lo que consideremos oportuno.

REAL LCG CURSOS GRATIS

Si la operación no va según lo previsto:

1.- ...Pero de momento está en beneficios, la cerraremos directamente. Ya que en cualquier momento y dado que la operación no va según lo previsto en nuestra estrategia, el mercado se puede dar la vuelta y la operación entrar en pérdidas, por lo que "pájaro que vuela, a la cazuela".

2.- ...Y la misma está en pérdidas, llegados a este punto ya nos habremos percatado de que nos hemos equivocado, ya que la operación desde el principio no va según lo previsto en nuestra estrategia. Por este motivo no esperaremos a que esta toque el stop loss sino que la cerraremos de inmediato.

3.-...Pero existen indicios para que vuelva a entrar en beneficios, al menos para cerrarla en break even, podremos darle un margen de confianza acercando el stop loss a un punto intermedio entre donde lo habíamos colocado al principio y la entrada al mercado, de esta manera si la operación continua en pérdidas, reduciremos las pérdidas de la misma respecto al stop loss colocado en la apertura de la operación, y de esta manera habremos reducido aún más el riesgo de pérdidas de la misma respecto al stop loss inicial.

Por último añadir que los stops losses sólo se pueden mover para reducir el riesgo, es decir se pueden ir acercando al punto de entrada de la operación, para que de esta manera reduzcamos las posibles pérdidas, pero nunca alejarlos asumiendo mayor riesgo de pérdida en la operación.

Resumiendo, en mi opinión lo que diferencia a un trader con experiencia y disciplinado de un trader con experiencia, disciplinado y ganador, es la correcta gestión del riesgo.

Cristian Sánchez

 

facebook

twiter

youtube

 

nueva-seccion-premium

participan-eventos

diegoruiz

Busca en Tutores-FX

Redes Sociales

facebook-chico twiter-chico youtube-chico