Ver las imágenes de origen

El viernes pasado en su exposición durante el simposio de Jackson Hole... Conoce más aquí.

El presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Jerome Powell, dejó entrever que este año podemos esperar el inicio del "tapering", es decir, del retiro de estímulos de inyección monetaria a la economía estadounidense (y mundial)

Aunque no habló de plazos precisos es muy probable que en la próxima reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) en septiembre tengamos el anuncio de las fechas y montos que dejarán de inyectarse mes con mes como parte de su programa de "flexibilización cuantitativa" (QE).

Recordemos que estos estímulos "QE" fueron lanzados para contrarrestar el desplome económico provocado por el cierre forzoso decretado por casi todos los gobiernos del planeta ante la pandemia de COVID-19.

¿Cómo operan los estímulos de la Fed?

El banco central al pagar los activos que compra en el mercado (bonos y activos respaldados por hipotecas) introduce una oleada de dólares frescos a la economía con la intención de que sus nuevos tenedores los gasten, presten o inviertan financiera y productivamente.

Esa liquidez que fluye de grandes bancos e inversionistas institucionales hacia abajo es responsable de la "inflación" (subida de precios) que hemos visto en activos de todo tipo, desde bienes raíces y acciones bursátiles hasta materias primas y criptomonedas, que son compradas con avidez por parte de inversores de todo tipo y tamaño.

 Por supuesto, la lógica aparente es que la Fed al comenzar a disminuir los estímulos provocará el efecto contrario, esto es, caídas graves en los mercados previamente inflados. Si bien NO es imposible que suceda, debemos tener cuidado de no caer en razonamientos simplistas y entender que las bajas serían sólo correcciones temporales.

El propio Powell reconoce esto al subrayar que incluso cuando la Fed reduzca sus compras de activos va a mantener aún una gran cantidad de estímulo en la economía. La liquidez ya existente no va a desaparecer así como así. Dicho de otro modo: no es lo mismo dejar de "imprimir" dinero extraordinario que comenzar a contraer la oferta monetaria.

 Banner para tutores 03-01

 En síntesis

más allá de especulaciones, lo cierto es que incluso si llegásemos a tener una corrección fuerte de los mercados durante el último cuatrimestre de 2021, más pronto que tarde tendremos un rebote que nos siga llevando a nuevos máximos históricos.

Entre esos activos destacan marcadamente el oro y la plata físicos, los bienes raíces, las obras de arte, las materias primas, bitcoin y algunas criptomonedas.

En épocas de inflación como la que estamos viviendo hay que seguir abandonando el barco del dinero fíat creado sin límites, para buscar verdaderos refugios de valor para nuestro capital. Es una cuestión tanto de sentido común como de supervivencia financiera.

Guillermo Barba
www.investing.com

banner-telegram


facebook

twiter

youtube

 

6-100

3-100

Busca en Tutores-FX

Redes Sociales

facebook-chico twiter-chico youtube-chico