fiscalcliffDemócratas y republicanos negocian con urgencia un acuerdo sobre impuestos para evitar duro paquete de recortes y aumento fiscal. El término 'fiscal cliff', traducido como precipicio fiscal o abismo fiscal, preocupa a la economía estadounidense y al mundo. ¿Qué es? Se llama abismo fiscal al drástico paquete de medidas de austeridad que sufrirían los ciudadanos estadounidenses: incluyen impuestos y recortes en los programas sociales. Le contamos todo aquí en TUTORES-FX:

¿Por qué llegarían en enero del 2013? En su gobierno, el 2001, George W. Bush decidió bajar los impuestos por una parálisis económica. Barack Obama, el 2010, prorrogó esta medida dos años más. El 31 de diciembre la medida expira.

¿Por qué la urgencia de tomar estas medidas?

Los recortes de Bush fueron reduciendo poco a poco los ingresos del estado. Porque los recortes de impuestos aprobados por Bush fueron reduciendo los ingresos del estado. EE.UU. disfrutó por poco tiempo de una corta era superávit fiscal: el estado ingresaba más de lo que gastaba. Pero en 2002, fue al contrario. El déficit ha crecido cada año y en 2012 será de 1,2 billones de dólares. Hoy, la deuda pública alcanzó su tope histórico: 16,3 billones de dólares. Está al borde de la suspensión de pagos (insolvencia).

curso-diciembre-8enero2013

¿Por qué demócratas y republicanos no se ponen de acuerdo en el parlamento?

Los republicanos piden que se reduzcan gastos en gastos sociales del Estado: salud, educación, ayudas. Y que se mantengan reducciones de impuestos aprobadas por Bush. Los demócratas piden mantener ayudas a desempleados, ancianos y otros servicios sociales, pero subir impuestos a quienes ganen más de 250.000 dólares al año.

¿De no darse el acuerdo, qué ocurrirá?

Por ley, entrarán automáticamente drásticos paquetes de impuestos y recortes. Una familia con ingresos de 70.000 dólares al año pagaría unos 2.400 dólares, según datos que recoge el portal "lainformacion.com". Estados Unidos, de estar previsto un crecimiento del 3% en el 2013, decrecería un 0,5%. También se incrementaría el desempleo. Al ser Estados Unidos una economía de basada consumo, bajarían sus importaciones, provenientes de todo el mundo. Habría una nueva recesión mundial. 

Obama afirma que EE.UU. alcanzará acuerdo 

Tras reunirse esta tarde con los líderes del Congreso de Estados Unidos, el presidente norteamericano Barack Obama dijo que es "moderadamente optimista" frente al acuerdo que se debe lograr para evitar que se dé un "abismo fiscal" en el 2013. "El pueblo estadounidense está observando qué estamos haciendo. Obviamente su paciencia es actualmente muy poca", dijo el líder demócrata.

Como se conoce, si hasta fines de año las autoridades estadounidenses no logran un consenso, el 1 de enero entrará en vigencia de forma automática aumentos de impuestos y recortes de gastos que pueden hundir a la economía en una recesión. A esta situación, los expertos la denominan "precipicio fiscal".

gkfx1

En conferencia de prensa, Obama pidió a los líderes del partido republicano y del partido demócrata presentar un acuerdo común para aprobarlo antes de que acabe el año. Si no fuera posible ese acuerdo bipartidista, Obama señaló que ha pedido a Harry Reid, líder demócrata del Senado, que someta a votación de la Cámara alta el plan que la Casa Blanca considera el mínimo indispensable para evitar el "abismo fiscal".

Dicho plan, defendido por el presidente, pretende que no suban los impuestos a la clase media, extender las prestaciones por desempleo para 2 millones de beneficiarios, y al menos sentar las bases para reducir el déficit a medio y largo plazo.

Abismo fiscal causa una profunda caída en la confianza

Los consumidores han mirado el abismo fiscal y no les gusta lo que ven. Informes de débiles compras durante las fiestas de fin de año, una baja de la confianza y las prolongadas negociaciones en Washington para lidiar con los próximos aumentos impositivos y recortes de gastos sugieren que el importante sector del consumo comenzará 2013 con una desventaja. Los últimos malos augurios para el panorama provienen de los informes de ventas de fin de año y cómo los consumidores ven la economía.

Las compras de regalos tradicionales como electrónicos, vestuario, joyas y artículos para el hogar aumentaron sólo 0,7% en esta temporada, según MasterCard Advisors SpendingPulse. Adicionalmente, el informe semanal de ventas de Redbook Research muestra que las compras en las cuatro semanas de diciembre no registraron variación frente a noviembre, levemente por debajo de la meta de los minoristas de un incremento de 0,2% para el mes.

La debilidad de las ventas podría reflejar no sólo una reacción al drama fiscal, sino que también las interrupciones en el noreste producto de la tormenta Sandy y un impacto universal de la tragedia en Newtown, Connecticut. Cualquiera sea la razón, los consumidores parecen haber dado un paso atrás en lo que va de diciembre.

Las ventas podrían repuntar en esta semana mientras la gente busca rebajas después de las fiestas y usa sus tarjetas de regalo. La National Retail Federation, o NRF por su sigla en inglés, mantiene su proyección de 4,1% para todo el período de noviembre y diciembre. (El informe también incluye alimentos e insumos de construcción en su estimación, y la reconstrucción a causa de Sandy podría elevar el gasto en materiales de construcción). Pero más allá de las compras de oportunidad y la reconstrucción, es probable que los consumidores no estén en una actitud de compra.

La confianza del consumidor, medida por The Conference Board, cayó precipitadamente en diciembre a 65,1, su menor lectura desde agosto. Las expectativas para los próximos seis meses están en una verdadera caída libre, al alcanzar 66,5 este mes, su menor nivel desde noviembre de 2011.

Gran parte del deterioro puede atribuirse directamente a los líderes políticos de Washington, según The Conference Board. La caída en las expectativas fue similar a la registrada en agosto de 2011 cuando el Congreso y la Casa Blanca no lograron alcanzar fácilmente un acuerdo para elevar el límite de deuda.

Si los consumidores están preocupados por el futuro, es menos probable que abran sus billeteras. De hecho, a excepción de vehículos, los planes de compra de productos de alto valor se debilitaron en diciembre, según la entidad.

Las noticias provenientes de Washington no sugieren que se logre un acuerdo antes de que la bola caiga en Times Square. Pero no espere que la percepción de los consumidores cambie o que los planes de compra se aceleren hasta que se logre la certeza fiscal. 

AP / Wall Street Journal

facebook

twiter

youtube

 

6-100

3-100

Busca en Tutores-FX

Redes Sociales

facebook-chico twiter-chico youtube-chico