306is

Las dos próximas semanas son normalmente los periodos de más tranquilidad en los mercados financieros, así que queremos aprovechar esta oportunidad para pensar a largo plazo y compartir con vosotros nuestras previsiones en cuanto a las divisas para 2016.

Empezaremos con un resumen inicial de los temas principales y los exploraremos más detalladamente según avance la semana en nuestras previsiones correspondientes a cada una de las divisas principales. Pero antes de nada, 2015 ha sido un gran año para el mercado de divisas. Las diferencias entre las distintas políticas monetarias han provocado grandes vaivenes en las divisas, siendo el dólar la que mejor actuación ha ofrecido.

Estados Unidos ha presenciado la primera subida de tipos de interés en casi una década, mientras que el resto de los principales bancos centrales de Europa, China, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Japón han implementado medidas de relajación. A cambio, el billete verde ha registrado máximos de varios años y este fortalecimiento se ha traducido en un considerable debilitamiento de muchas de las otras divisas principales, así como el colapso de las materias primas. Éstos son algunos de los hitos alcanzados por las divisas este año:

305is

El mayor riesgo que corren los mercados financieros y la economía global el año que viene es que el dólar y la política monetaria de la Fed se adentren en un circuito de retroalimentación. Aunque la subida de un cuarto de punto porcentual materializada en diciembre supone sólo un aumento nominal de los tipos de interés de Estados Unidos, la Reserva Federal espera ajustar su política monetaria cuatro veces más este año, lo que tendrá amplias ramificaciones para las divisas, los valores y las materias primas.

A mediados de diciembre, publicamos un artículo que exponía las consecuencias del fortalecimiento del dólar y muchas de esas cuestiones volverán a ponerse de manifiesto en 2016.

Los primeros meses del año deberían ser buenos para el dólar, siempre y cuando los funcionarios de la Fed no den marcha atrás en cuanto a su firme postura.

En 2016, habrá más votos firmes que en 2015, de modo que la balanza se inclina a favor de la implementación de ajustes. Entre el fenómeno climático denominado El Niño y la caída de los precios del gas natural, que se encuentra en menos de 1,89 USD por litro en algunos estados, el gasto de los consumidores debería también subir durante el primer trimestre. De modo que, aunque el dólar sigue al alza, el camino de menor resistencia se encuentra aún en niveles muy altos.

No obstante, nuestras previsiones cambian con respecto a la segunda mitad de 2016, pues creemos que las subidas de los tipos y el fortalecimiento del dólar provocarán que la Fed ralentice el ritmo de sus ajustes, lo que hará que el billete verde toque techo y el resto de las divisas principales toquen fondo.

Aquí tenemos algunas de las cuestiones que prevemos para 2016:

Las brechas en la política monetaria se ampliarán durante la primera mitad de 2016 y se reducirán durante la segunda mitad. La subida de los tipos de interés de la Reserva Federal marca el comienzo de una nueva fase de diferencias entre políticas monetarias.

Durante el próximo año, la Fed seguirá reduciendo su carácter acomodaticio en un periodo en el que otros bancos centrales mantienen e incluso amplían sus programas de estímulos. Aunque la Fed será el único de los principales bancos centrales que subirá los tipos de interés durante la mayor parte del año ―si no durante el año entero―, durante los primeros meses, los inversores estarán pendientes de quién tendría que ser el siguiente en actuar. Toda esa especulación podría acelerarse pues la presión de la caída de los precios de las materias primas, la ralentización del crecimiento y el debilitamiento de la demanda externa perjudica a muchas economías.Pero a la hora de la verdad, para muchos países, el listón de ajustes está muy alto.

01eneroBannerNatalia

El ciclo de implementación de medidas globales de ajuste llegará a su fin siempre que la Fed siga subiendo los tipos e impida que se genere el caos en los mercados financieros. Creemos que las tendencias dominantes del año pasado deberían mantenerse durante los primeros meses y revertir su rumbo según avance el año y las diferencias entre las posturas de política monetaria dejen de aumentar. Otra manera de verlo es que, aunque esperamos que el dólar siga al alza, su avance debería ir disminuyendo a lo largo del año.

Los precios de las materias primas tocarán fondo en 2016. El fortalecimiento del dólar, el debilitamiento de la demanda global y la superabundancia de reservas han provocado que los precios del petróleo se colapsen este año y, aunque los precios podrían descender aún más a corto plazo ―pues Estados Unidos ha levantado el veto que impuso hace 40 años a los exportadores de petróleo, así como las sanciones sobre Irán―, cuando el dólar toque techo, las materias primas tocarán fondo. Los precios del petróleo podrían situarse en menos de 30 USD por barril, pero no creemos que se observe un mayor debilitamiento a partir de entonces y, hacia finales de año, creemos que los precios se situarán próximos a 40 USD.

A la larga, China se centrará en la demanda interna, lo que debería tener un impacto positivo sobre los precios de la energía. Creemos que se realizarán más ajustes y que la divisa descenderá durante el año que viene. El desplome de las materias primas no sólo afectaría a las previsiones en cuanto a las mismas sino que marcaría también un cambio en la política monetaria del G7 al estabilizarse la inflación e incluso comenzar a subir.

La subida de la inflación es el mayor de los retos para muchos de los principales bancos centrales y, aunque el avance del dólar disminuye el valor de las correspondientes divisas, también contribuye a las presiones desinflacionistas provocadas por el descenso de los precios, de modo que la cuestión sería qué es lo que tendría un mayor impacto sobre el crecimiento y la inflación que, ahora mismo, es la caída de los precios de las materias primas, y no el descenso de la divisa.
2006 debería ser también un año de disminución de rendimiento de los mercados financieros. La época del dinero fácil está finalizando y el fortalecimiento del dólar, junto con los ajustes de la Fed, se llevará un buen tajo de la rentabilidad corporativa. Lo más que deben esperar los inversores en cuanto al crecimiento de los beneficios son beneficios discretos. Las previsiones acerca de una constante subida del dólar, escaso crecimiento global y caída de los precios de las materias primas durante la primera parte del año indican que los beneficios y las acciones podrían verse afectados.

Creemos que, a principios de 2016, se producirá una reversión del rumbo de los valores que podrá desencadenar una huida hacia refugios seguros en el mercado de divisas.

En muchos momentos del año, la política eclipsará la economía. Tenemos a la vista las elecciones de Estados Unidos, el referéndum del Reino Unido, la actual crisis de refugiados de la zona euro, la posible confrontación con Rusia y el riesgo de más ataques por parte del Estado Islámico. Las elecciones estadounidenses se celebrarán durante la segunda parte del año y, aunque hay un montón de factores diferentes en juego este año, según nuestro estudio, el EUR/USD suele mostrar una tendencia bajista en periodos electorales de Estados Unidos.

En las 10 últimas elecciones que ha celebrado la nación desde los setenta, el EUR/USD se ha visto debilitado en ocho de cada 10 periodos. El referéndum del Reino Unido supone un riesgo altísimo, lo que analizaremos en nuestras previsiones en cuanto a la libra, mientras que el riesgo de que se produzcan más ataques por parte del Estado Islámico, el posible enfrentamiento con Rusia y la actual crisis de los refugiados han tenido un enorme impacto sobre el euro.

Hay mucho más que explorar y lo haremos en nuestras previsiones sobre las distintas divisas pero, por ahora, éstas son algunas de las cuestiones principales que creemos que determinarán las negociaciones durante el año que viene.

By Kathy Lien

Directora General de Estrategia FX en BK Asset Management

 

facebook

twiter

youtube

 

torneo

duonews

duolearn

duoevents

duoarena

Redes Sociales

facebook-chico twiter-chico youtube-chico