header 18 04 16

Operar en el mercado de divisas no es solo decidir cuándo comprar o vender y a qué precio. La determinación de puntos de salida, tanto con ganancias como con pérdidas, es tan e incluso más importante que el punto de entrada. Conoce más aquí (link):

La temporalidad del gráfico

Una de las primeras cosas que se ha tener en cuenta cuando se decide una determinada operación, es la temporalidad del gráfico con el que estamos trabajando. Por regla general, se dice que una señal es válida por 3-5 velas. Eso quiere decir, que si estamos operando en un gráfico de 1 hora, el objetivo debe alcanzarse como máximo en 5 horas. Si estamos trabajando con un gráfico de 30 minutos, el límite son 2,5 horas. Si después de ese tiempo, el objetivo que estimamos inicialmente, no se cumplió, las probabilidades se ponen en contra y lo más recomendable es cerrar la operación en donde se encuentre.

Volvamos al ejemplo de 1 hora. En promedio, un par mueve entre 10 y 25 pips como mucho en una hora normal, dependiendo del volumen, la hora del día, y la existencia o no de eventos macroeconómicos. Eso quiere decir que un par en 5 horas, puede mover entre 50 y 125 pips, esto último, en el caso de que avance sin prisa pero sin pausa durante todo ese tiempo, algo que sabemos que ocurre muy difícilmente, quizá, menos del 1% de la veces. Es más, en un día, es decir 24 horas, los cruces principales del dólar mueven entre 80 y 150 pips.

La conclusión de todo esto, es que si estoy operando en un gráfico de 1 hora, no puedo pretender obtener 300 pips de dicha operación. Un objetivo coherente sería de entre 25 y 50 pips, dependiendo del par analizado. El rango más bajo se puede aplicar, por ejemplo, al USD/JPY, en tanto que el rango más amplio es válido para pares como el EUR/USD o GBP/USD que suelen tener rangos intradiarios más amplios.

Se habla mucho el ratio de costo/beneficio de 1:2, e incluso 1:3. En pocas palabras quiere decir que el beneficio pretendido, debe al menos duplicar o triplicar el costo o riesgo, esto es, si planeo obtener 50 pips, debería arriesgar entre 17 y 25 pips, lo que representaría el stop de pérdida. Sin embargo, parece poco coherente y poco más que absurdo si aplicamos la misma regla a una operación de corto plazo en la que busco 30 pips, dado que tendría un stop de apenas 10. Considerando el spread inicial, podría estar tomando una operación con menos de 7 pips de stop! para ganar 30. De verdad es esto lógico? En realidad parece más una apuesta que una operación bien planificada. Se han escrito ríos de tinta sobre las bondades de aplicar estos ratios, y podrían ser de algo de utilidad en el largo plazo, cuando hablamos de operar gráficos de día o de semana y trabajamos con cientos de pips. Pero en el corto plazo, el único ratio valido es 1:1.

Si además tenemos la oportunidad de dedicar tiempo de calidad a estar frente a la plataforma, podemos entonces seguir el desarrollo del precio, e ir ajustando el objetivo sobre la marcha, para obtener alguna ganancia adicional, y además mover el stop de perdidas hasta el punto de entrada.

 

banner 700x200 Ebook Weltrade

 

Porque no hay que olvidarse que el primer, y más importante objetivo de cualquier operador es proteger su capital.

Ahora bien, para el caso de no disponer de tiempo, y trabajar con órdenes, se han de considerar entonces a) la temporalidad en la que se trabaja y b) un ratio de costo/beneficio de 1:1. El tema de trabajar con órdenes es ideal para aquellos principiantes que "dudan" del momento de entrada, y terminan tomando la operación "tarde", perdiendo así, una parte de las posibles ganancias y generando una situación de espera que generalmente, termina en pérdidas.

Soportes y resistencias son la clave

Lo que generalmente conocemos como soportes y resistencias, no son más que zonas de precio, en donde podemos anticipar que la oferta y la demanda tenderán a igualarse, y por ende, cualquier movimiento de precios previo tenderá a detenerse. Teniendo eso en mente, podemos decir que si estamos planeando una operación de compra, deberíamos tomar ganancia unos pocos pips por debajo de la resistencia inmediata, en tanto que nuestro stop de pérdidas debería estar unos pocos pips por debajo del primer soporte. Lo mismo es válido en el caso inverso, dado que si vendemos, deberíamos tomar ganancias por encima del primer soporte y poner nuestro stop por encima de la primera resistencia.

Existen determinados niveles que tienden a cumplir esa función naturalmente, como por ejemplo, los números redondos: 1.1000 en el EUR/USD, 0.7500 en el AUD/USD, 111.00 en USD/JPY.

Sin embargo, hay varias herramientas que pueden ayudarnos a determinar los posibles puntos de detención del precio, como ser, niveles de Fibonacci, líneas de tendencia, puntos de pivote a incluso algunas medias móviles. Todas estas herramientas además, suelen utilizarse como señales, o complemento de señales de entrada.

Pero también existe otra forma de determinar una resistencia o soporte, y es a través de la visualización de los gráficos, para buscar puntos o regiones en donde el precio se ha detenido en reiteradas ocasiones. Veamos por ejemplo, el siguiente gráfico del EUR/USD:

g1 18 04 16

Como se ve en este gráfico de 4 horas, el par ha encontrado interés de venta en múltiples ocasiones en la zona de 1.0985, entre comienzos de Diciembre y comienzos de Febrero. El nivel ha sido una resistencia extremadamente importante durante esos dos meses, hasta que finalmente quebró por encima de la misma. Pero nótese que en algunos casos, el precio se detuvo y retrocedió desde unos pocos pips por debajo de dicho nivel. Es por eso que es importante entender que hablamos de zonas de precios y no de puntos exactos, incluso cuando usamos líneas de tendencia o niveles Fibonacci.

Así, si el precio digamos, rompe por debajo de una línea de tendencia alcista, asumimos que la misma se ha agotado y que el precio comenzará a caer. Entonces, si el quiebre de esa línea nos está diciendo que el precio irá en una dirección determinada, el hecho de volver por encima de la misma significa que a fin de cuentas, que el precio no caerá y que para limitar las pérdidas, hemos de cerrar la operación. La mismo es válido a la inversa, para la rotura de una línea de tendencia bajista.

g2 18 04 16

He aquí un ejemplo de la rotura de una línea de tendencia bajista en el EUR/USD, en el gráfico de 1 hora.

Como regla general, podemos decir que cuantas más veces uno de estos niveles detenga los movimientos del precio, más fuerte es. Eso significa que la rotura de los mismos, tenderá a implicar un fuerte movimiento direccional en la dirección del quiebre. De todas formas, dichos niveles los usamos en este caso en particular, no como puntos de entrada, sino como posibles objetivos de precios o como stops de pérdidas. Si estamos en una operación de venta, es claro que la línea bajista del último caso, es nuestro stop de perdidas, dado que una vez quebrada, el par cambió de dirección.

Conclusión

Como se comentaba al comienzo de este articulo, no se puede tomar una operación sin tener claro cuál es el objetivo de la misma, y dónde y cuándo dejará de ser válida. Un plan de acción ha de contemplar la mayor cantidad de escenarios posibles, y por suerte, en lo que respecta a los precios del mercado de divisas, no son muchos: el precio puede subir, o puede bajar. También podría quedarse en rango, pero es bastante improbable que sea por mucho tiempo.

Entonces, cuando se decide una operación, es necesario tener claros cuáles son los tres puntos de la misma, para estar un paso más cerca de obtener un resultado favorable.

 

Elaborado por: Valeria Bednarik

Fuente: Revista Traders

Banner weltrade 700x400 MDF

facebook

twiter

youtube

 

6-100

3-100

Busca en Tutores-FX

Redes Sociales

facebook-chico twiter-chico youtube-chico