header 27 04 16

Si un evento sucede cuando no se espera y causa daños enormes, estamos hablando del llamado "cisne negro". En este artículo usaremos el ejemplo de la acción de Volkswagen para saber qué está pasando con este fenómeno en los mercados financieros, así como para ver si podríamos obtener señales anticipadas mediante el análisis técnico que nos adviertan de este gran peligro.

¿Qué es un cisne negro?

A pesar de que la metáfora es vieja, la expresión "Cisne Negro" se difundió a nivel mundial con la publicación de los libros de Nassim Taleb. El autor, trader y profesor de gestión de riesgos, describe al Cisne Negro como un evento muy poco probable y, que por lo tanto, son ignorados por error. Pero si se produce un evento tan extremo, las consecuencias son extremas. Se puede observar una alta vulnerabilidad de los participantes a los "Cisnes Negros" especialmente en los mercados de capitales, aunque desde un punto de vista estrictamente científico los cisnes negros no pertenecen a esta categoría de eventos "desconocidos".

Nos atendremos principalmente a la experiencia práctica y nos centraremos en el mensaje central. Como ejemplo usaremos el movimiento de las inmobiliarias de los EE.UU. antes de la crisis financiera 2007/2008.

Durante generaciones, los precios de la vivienda aumentaron año tras año. A partir de esta experiencia, nadie podría haber augurado que le seguiría un colapso. Así como hace varios siglos, los colonos europeos pensaban que sólo había cisnes blancos (ya que hasta ese momento no habían visto cisnes de otros colores), los valores inmobiliarios se consideraban seguros. Los riesgos asociados estaban en los prestamistas, prestatarios e inversores, que eran ignorados hasta que llegó la caída de los precios. Los colonos europeos no estaban convencidos de que los viajeros que fueron a Australia encontrasen cisnes negros. Una sola observación no crea una teoría que forme una sentencia empírica a largo plazo. La siguiente cita de Gabor Steingart (Handelsblatt) proporciona la descripción perfecta del Cisne Negro: "Si se descubre un cisne negro, no sólo romperá nuestras creencias, sino que las destruirá. Un cisne Negro simboliza un gran desastre que finaliza la normalidad anterior".

Cisne negro Nr.1: Libre cotización del franco suizo

Una primera clase de Cisne Negro es el que se observó a principios del año 2015. El detonante: El Banco Nacional de Suiza canceló de golpe el 15 de enero 2015, el límite que había impuesto hacía 3 años al tipo de cambio del franco frente al euro (1.20). El resultado: Desde las 10:30 a las 10:47, el euro rompió la barrera contra el franco suizo yéndose desde los 1.20 a los 0,8289, llegando al final del día a situarse por encima de la paridad.

g1 27 04 16

La Figura 1 muestra lo difícil que fue el movimiento diario en comparación con los bajos márgenes comerciales de meses anteriores al evento. Este día se produjeron enormes pérdidas que amenazaron la vida de los numerosos participantes del mercado, tanto privados como institucionales. El brusco cambio de sentido desencadenó fuertes turbulencias en el mercado de valores: El índice de referencia suizo SMI cayó casi un 14%, marcando así el día de operación más volátil en su historia.

Cisne negro no. 2: El escándalo de los gases de escape en Volkswagen

Ninguna otra acción del DAX destacó tanto en los medios de comunicación como lo hizo Volkswagen en 2015. En ella, se produjo un Cisne Negro que golpeó a las acciones de la compañía en septiembre: La empresa, que siempre fue considerada como la pionera de las tecnologías limpias, confesó públicamente haber manipulado mediante prácticas ilegales, las emisiones de escape de sus vehículos. Dicho asunto tuvo tanta repercusión que su principal consecuencia fue la reducción del valor de sus acciones hasta la mitad de su valor en pocos días. Pero ¿Qué es lo que se podría haber sabido de antemano mediante el análisis técnico? ¿Hubo indicaciones anteriores al movimiento descendente de la acción de VW?

g2 27 04 16

Veamos la imagen 2. Como se puede ver en la imagen, después de la formación de un máximo de todos los tiempos en marzo de 2015 en los 262,45 euros, la cotización de VW comienza a reducirse, y se establece una tendencia a la baja cada vez más intensa. Un día antes del día X, se observa en el gráfico un patrón de precio bajista que indicaba un deslizamiento por debajo del año anterior. Resumiendo lo anterior, se puede afirmar que: La acción estuvo durante algún tiempo marcando una tendencia negativa, por lo que no se recomendaba la toma de posiciones largas.

g3 27 04 16

Ahora debemos dirigir nuestra atención a la figura 3. Esta vez un historial de precios que se muestra en un gráfico semanal. En ella se puede ver ahora la reacción de los precios tras el anuncio del fraude de los gases de escape. Después de romper el soporte antes mencionado con un hueco (1) comenzó un crac masivo que fácilmente rompió el siguiente soporte inferior (2). Sólo al alcanzar el nivel del soporte más profundo desde 2011 (3), el pánico de la venta masiva encontró su fin. En este momento el nivel de precios de las acciones se había reducido a la mitad aproximadamente. Pero si lo medimos desde el pico del valor de las acciones, sólo quedaba alrededor de un tercio.

El riesgo y la administración del dinero pueden limitar el daño

Ya se trate de la caída del mercado de valores de Estados Unidos en 1987, el rally de apreciación del franco suizo o el desplome de la acción de Volkswagen, el momento y las características de los llamados "cisnes negros" no se pueden determinar completamente. Los cisnes negros se distinguen por su inesperada aparición. El uso de diferentes formas de análisis nos ayudará a limitar el daño potencial de este tipo de eventos extremos. Esto incluye el análisis de tendencias y análisis de patrón de precios, el uso de líneas de resistencia y líneas de soporte, así como muchas otras herramientas, tales como la estacionalidad. La limitación efectiva del daño sólo es posible si se tiene una sólida gestión del riesgo y administración del dinero y la posibilidad de cobertura, cuando sea necesario.

Conclusión

Volviendo al ejemplo de la acción de Volkswagen: Los traders que habían colocado consistentemente sus límites de pérdida en la línea de soporte, tenían que aceptar el mal funcionamiento de la estrategia debido a la diferencia de precios. En retrospectiva, estos participantes del mercado debían estar contentos de haber salido sólo con un ojo negro de dicha operación, en lugar de que les aplastase el crac completo. Los que seguían a la tendencia, vieron en los patrones de precios una oportunidad atractiva a corto. Lo que significa que el cisne Negro es justo para un lado del mercado y lo contrario que para el otro. En este sentido: ¡Esté preparado para los eventos más extremos y para gestionar su riesgo!

ALGOBUILDER

Elaborado por: David Pieper

Fuente: Revista Traders (www.traders-mag.es)

edicionabril 2016

facebook

twiter

youtube

 

torneo

duonews

duolearn

duoevents

duoarena

Redes Sociales

facebook-chico twiter-chico youtube-chico